martes, 28 de septiembre de 2010

Un poco de tiempo para el TFT


Ante las opiniones que últimamente se están vertiendo sobre la situación actual del e-zine The Freak Times me gustaría mostrar mi opinión, como antiguo colaborador y lector habitual del mismo que soy, y a título personal.

La razón fundamental que me trae hasta vosotros no es otra que la afirmación de que hay opinones que matan, y lo digo porque en el mundo de la creación de juegos suele ocurrir muy parecido.

Hay que admitir previamente que estamos poco acostumbrados a dispensar un poco de nuestra paciencia para que los proyectos (creativos o informativos) puedan dar de sí lo que su capacidad promete, y que abundamos en un modo particularmente lesivo cuando opinamos o criticamos sobre proyectos que necesitan tiempo.

Y es que tiempo necesitamos todos, y la transición que se está llevando a cabo en el interior del TFT, también.

Evitando la peligrosa tendencia a hacer comparaciones —tan habitual y arraigada entre la afición— me gustaría pedir tranquilidad, por encima de todo, y comprensión para el nuevo equipo que ha retomado el proyecto, y la suficiente distancia sobre el proyecto anterior como para que el nuevo resulte posible.

Sin esta distancia mínima estaremos agobiando innecesariamente a los nuevos redactores y a su equipo de colaboradores, y, sin querer, matando el nuevo proyecto antes de que cuaje. Porque el TFT dirigido por Tiberio dejó de existir en su número 75, dejando paso a uno nuevo que comparte con aquél la cabecera y el espíritu, pero poco más, como no podía ser de otra manera.

El nuevo equipo necesita tiempo para solventar sus propios problemas, para limar asperezas, para buscar su propia manera de llegar hasta nosotros y contarnos cómo ve la realidad rolera desde su propia perspectiva, no desde la antigua —ni podemos ni debemos obligarles a esto—.

Las opiniones y los gustos están bien, pero deben ser correctamente enfocados si no queremos que sean más perniciosos que positivos, con los e-zines y con los proyectos creativos.

Dentro de un tiempo, tal vez meses, será posible disponer de la necesaria perspectiva para que la opinión, el comentario y la crítica del aficionado sean realmente útles.

De momento debemos esperar, porque ese tiempo estará siempre bien invertido. ¿Hay bajón?, ¿no lo hay?... no importa, olvidemos por un momento el pasado y pensemos en las nuevas oportunidades que sin duda deben surgir, aunque sea sólo por la propia inercia. El nuevo equipo que lleva el TFT está buscando su propio lugar, de igual modo a como lo hizo Tiberio mucho tiempo antes, cuando el TFT comenzaba su andadura.

Por los viejos tiempos, y por los nuevos venideros, tenemos la obligación moral de darle un margen de confianza al nuevo The Freak Times basada en liberarlo previamente del viejo The Freak Times y su historia más reciente.

Recibid un abrazo

Jose Tellaetxe (Ludotecnia)


Opinión publicada en el antiguo portal Enrolados, con fecha 21 de Febrero de 2003.